Print {ff_caption}

Preguntas frecuentes

¿Qué es el capital de los trabajadores?

El término capital de los trabajadores hace referencia al capital acumulado en sistemas financiados colectivamente y destinado a brindar a los trabajadores y trabajadoras una seguridad financiera tras su jubilación.

¿De cuánto dinero estamos hablando?

Según la Watson Wyatt Global Investment Review (2002), los ahorros de los trabajadores para su jubilación y fondos de pensiones ascienden a más de USD 11 billones a nivel mundial.

Se ha estimado que los holdings de fondos de pensiones representan alrededor de un tercio del capital social total en el mundo – y considerablemente más en algunos países como el Reino Unido y los Estados Unidos.

¿Qué importancia tiene para los trabajadores?

La naturaleza concentrada de la propiedad de acciones en los mercados mundiales del capital implica que grandes inversores institucionales – empresas de seguros, fondos mutuos, y fondos de pensiones – poseen muchas de las compañías que cotizan en bolsa en todo el mundo.

A nivel mundial, una porción significativa de estas acciones se acumulan en ahorros de los trabajadores para la jubilación, fondos de pensiones, y otros vehículos de inversión, que es lo que se conoce como capital de los trabajadores. En tanto que propietarios y beneficiarios de estos salarios diferidos, los trabajadores poseen indirectamente una porción considerable de los valores de renta variable a escala mundial, aunque los esquemas de pensiones varían de un país a otro.

Como propietarios indirectos, los trabajadores tienen derecho a saber más sobre la manera en que se invierte su dinero y a exigir una mejor gobernanza, transparencia y sostenibilidad para estas inversiones.

Para más información, véase “Its Our Money” del Programa de Gestión responsable del Capital de UNISON.

La promesa del capital de los trabajadores

La inversión de los ahorros de los trabajadores para su jubilación pretende proporcionar beneficios financieros a largo plazo a los beneficiarios de fondos de pensiones. Un enfoque proactivo de la gestión del capital – lo que se conoce en inglés como “capital stewardship” – puede ayudar a las compañías a garantizar un valor a largo plazo evitando al mismo tiempo excesos a corto plazo. La idea fundamental es influir en el comportamiento empresarial utilizando el capital de los trabajadores como palanca de presión, en tanto que propietarios indirectos de las empresas a través de sus acciones.

Retos para el capital de los trabajadores

Los ahorros de los trabajadores para la jubilación y los fondos de pensiones representan una importante porción de los mercados de capital. Los activos acumulados en fondos de trabajadores para su jubilación son cada vez más globales, y muchas veces se invierten en corporaciones transnacionales. 

Muchas de esas compañías sacan provecho o están de uno u otro modo involucradas en violaciones de los derechos humanos y las normas internacionales del trabajo, la privatización de empleos en el sector público o la contaminación del medio ambiente. Teniendo en cuenta que las empresas se centran esencialmente en beneficios a corto plazo, suelen pasar por alto los desafíos sociales y medioambientales a más largo plazo, lo que podría comprometer la viabilidad de los planes de pensiones y su capacidad de proporcionar las prestaciones que prometen en el futuro.

¿Cómo pueden los propietarios del capital de los trabajadores influir en las empresas?

Los que abogan por una inversión responsable del capital de los trabajadores tienen a su disposición múltiples y variadas “herramientas”.

  • Acciones positivas, que pueden ir del activismo accionarial coordinado y campañas relacionadas con los votos por poder para obtener un compromiso internacional de las compañías en las que los fondos de pensiones invierten, así como también de los gestores de inversión.
  • Alternativamente, puede optarse por filtros “negativos” para identificar aquellas empresas que realizan prácticas inaceptables (social, medioambiental, falta de respeto a los derechos de los trabajadores, etc.) a fin de eliminarlas como posibles inversiones de fondos de pensiones.
  • Con una organización y coordinación efectivas, el capital de los trabajadores puede contribuir a corregir fallos empresariales o del mercado persistentes, dando como resultado una mejor gobernanza corporativa.
  • Se puede dirigir el capital hacia áreas de la economía necesitadas que la inversión institucional tradicional no ha abordado adecuadamente; es lo que se denomina inversión enfocada económicamente.
¡Inscríbase!

Descubra los beneficios de hacerse miembro